Hombre

21/1/09

Hombre




Te ví por vez primera en una esquina de una lluviosa ciudad
El silencio te rodeaba abrazándote, sumergiéndote en la oscuridad
Y las luces se encendieron a tu alrededor, esas luces vacías y ciegas
Que inmediatamente opacaste con tu sublime presencia

Y te oí, pude oírte a miles de kilómetros y muchos años de distancia
Y te sentí, pude sentir la emoción y el dolor de esas, tus palabras
Esas que hasta hoy sigo repitiendo cuando la noche es insoportablemente oscura
Esas que recito cuando mi garganta se anuda y mis ojos de lágrimas se inundan

¡Hombre de sueños, hombre de fantasías!
Tus ilusiones brillan aún bajo tu sombra imponente
Esa ilusión que te lleva, ¡como desearía que fuera mía!
Tú, que de la Verdad eres infatigable creyente

Estafador obstinado que fijas como límite el Cielo
Luchador incansable por ese futuro tan certero
Hombre de ambiciones, de Deseos y de Sueños
Esos que solo tú puedes ver con tu firme anhelo

¡Hombre de Dudas! ¡Hombre Perdido!
Inventor de caminos entre la incomprensión
Navegante errante entre miradas hundido
Remas con tu talento, nadas con tu canción

Hombre de mirada severa y triste
Creador de preguntas, buscador de respuestas
Excursionista que buscas lo que no existe
Y solamente la incertidumbre encuentras

¡Hombre Silencio! ¡Hombre Misterio!
Hombre, te atormenta tu pasado
Ser de sueños rotos y secretos
Hombre de dolor y corazón destrozado

Hombre de historias que nadie conoce
Hombre de mejillas empapadas
Llenas tus labios de silencios que lloran
Y de palabras que no dicen nada

Hombre Soledad, Ángel sin alas
Pájaro herido que buscas tu estrella
Vuelo sangrante, mirada lejana
Vuelas por siempre pues tu alma desea

Deseas escapar de esa persona que llamas “yo”
Deseas lograr lo que nunca nadie logró
Deseas llegar adonde nadie antes llegó
Deseas buscar lo que nadie jamás encontró

Y las palabras se quiebran
Y no sé como explicar
Que es todo cuanto eres
Imposible de no amar

Imposible no respetarte
Imposible no admirarte
Imposible no desearte
Imposible ya olvidarte

Eres mi Dios de húmedos ojos negros
Y mi Ángel de sonrisa sincera
El único en mis pensamientos
Hombre de luz,
perfección imperfecta